principales estrategias de networking

¿Cuáles son las principales estrategias de networking?

Contenido del post

El networking y sus estrategias

La vida se rige a partir de estrategias, ya sean a corto, medio o largo plazo, e incluso pueden ser conscientes o inconscientes.

En el ámbito del networking, el emprendedor también ha de tener una estrategia, porque sino puede acabar mal para el negocio. Esa estrategia surge a partir de una idea clara o un objetivo que se ha planteado.

El Networking busca juntar a profesionales del mismo o de distintos ámbitos para que se relacionen y compartan vivencias y experiencias. Con esto consiguen acercarse y formar relaciones informales que influyen en sus negocios.

No obstante, esa es una ínfima parte. Hay muchas otras que se pueden hacer y que se pueden plantear de manera independiente o complementaria.

 

Investiga y participa en eventos

Para hacer networking primero has de saber con quién quieres establecer relaciones profesionales.

Debes participar en eventos que estén relacionados con tu sector e indagar de paso por el evento. Aprovecha toda la información que puedas extraer para ir lo mejor preparado y asistir con conocimientos para causar una buena impresión.

Al fin y al cabo la información es poder y saber aprovecharla a tu favor supondría una ventaja frente al resto y causarías buena impresión.

 

La importancia de las redes sociales y mantenerse actualizado

Las redes sociales son el escaparate de la vida y tu negocio es parte de esta, ya sea mostrando el perfil profesional que ocupa y mostrando lo que hace y a qué evento asistió, como puedes ser a través de historias o en post de Twitter o Instagram.

O más profesionalmente, en LinkedIn, donde hay gente de cualquier sector y puedes entablar conversación y observar logros y compartir sus publicaciones.

Un aspecto muy relevante y punto clave de las redes sociales es actualizar tu cuenta, ya sea la de Instagram, la de Twitter o la de LinkedIn (que son las que se han mencionado aquí).

Una cuenta con la biografía actualizada y con contenidos recientes va a tener más credibilidad y más visibilidad que otra que casi no pública o que no actualiza su perfil. Por lo que si aún no la tienes, te recomiendo que la empieces a trabajar.

 

Calidad vs Cantidad

A la hora de hacer networking se plantea la siguiente pregunta: ¿qué es mejor hablar con muchos muy poco o hablar con pocos, pero profundamente? La respuesta es sencilla, hablar con pocos porque importa más la calidad que la cantidad, ya que al profundizar en los contenidos es donde se establece una relación más cercana.

En esa relación de calidad además se da intercambio de información que puede ser útil para ambas partes, porque os habéis ayudado y sois más cercanos. En un futuro puede tenerte en cuenta, ya que lo ayudaste y estáis en buenos términos.

Al relacionarte con pocas personas hay mayor probabilidad de tener intereses comunes que se adapten a vuestros ideales, frente a tener muchas relaciones pero no tener las mismas ideas que puede desembocar en una situación de conflicto o controvertida.

 

Cuida las relaciones

Las relaciones que tengas no te olvides cuidarlas. Haz reuniones para seguir hablando, que crezca y se mantenga la relación. Así consigues seguir en la mente de la otra persona y que siga contando contigo para futuros proyectos.

Las reuniones pueden ser online o presenciales, por lo que puedes cuidarla para que siga adelante. No obstante, de manera presencial hay una serie de ventajas más humanas frente a la online que no necesita estar los dos en el mismo sitio.

El mejor momento para quedar con otras personas es fuera del horario laboral, ya sea en una cafetería o haciendo cualquier actividad (si es de manera presencial), porque es en un ambiente menos profesional y no con tanta seriedad como sería tener una reunión con un proveedor o cliente. Es una relación informal, como cuando te haces amigo de una persona. La única diferencia es que la que nos concierne está relacionada con el mundo profesional y busca una relación de win-win, donde ambas partes ganan y sacan ventajas.

 

Relaciones fuera de tu sector

Además de hacer networking dentro de tu ámbito de trabajo, deberías hacerlo fuera del mismo. Esas personas podrían ser futuros clientes y las recomendaciones de dicha persona a sus clientes pueden apoyar tu negocio a crecer.

Yendo más allá, imagina que tienes un proyecto en mente y al relacionarte con una persona que pertenece a ese sector te ayuda y sois socios trabajando en lo mismo. Lo que empezó como networking ahora ha ido a más y sois socios.

 

A modo de conclusión, si te consigues acercar a algún profesional a través del networking, primero debes investigar todo lo que puedas para no sorprenderte, llevar tus redes sociales al día, pues dice mucho de ti y de tu negocio. Estos dos pasos te ayudarán a conseguir establecer diálogos e intercambio de conocimientos que son relevantes para ambas partes, ya sea porque pertenecéis al mismo sector o distinto. Son relaciones de mutua ayuda que parten de una estrategia de networking.