El poder de los 5 segundos

Contenido del post

Regla de los 5 segundos

¿Cuántas vueltas le has dado?

¿Cuánto tiempo llevas posponiendo esa tarea?

Si, si, en la que acabas de pensar.

Parece que no te apetece ponerte nunca, ¿verdad?

Pero… ¿sabes que lo tendrás que hacer, no?

¡Te traigo una ayuda! Y no, no es que lo vaya a hacer yo por ti…

Según el libro de Mel Robbins, “El Poder de los 5 segundos”, nuestra mente se activa cuando contamos hacia atrás… 5, 4, 3, 2, 1… y al llegar al 1 está lista para tomar acción de forma inconsciente. 

¿Lo has probado mentalmente?

Es curioso que cuando contamos hacia adelante la sensación es de seguir esperando a tomar acción, de seguir contando… 5, 4, 3, 2, 1….

Regla de los 5 segundos en los negocios

La regla de los 5 segundos sirve para los negocios porque te sirve para llamar a la acción y evitar una mala situación o que en situaciones importantes, por ejemplo, una reunión con los directivos o una negociación con un nuevo cliente, te invaden sentimientos negativos, de autodestrucción, de que soy lo peor, no lo voy a conseguir, es decir, emociones negativas que te están atacando y te están desconcentrando. Cuentas 5, 4, 3, 2, 1… y vuelves a donde estabas antes de esos pensamientos. Si piensas en la tarea que debes hacer, no la haces. Mientras que con la regla de los 5 segundos la haces y te das ese impulso para seguir adelante.

Por eso en muchas empresas aparece 5, 4, 3, 2, 1… en las paredes. Muchas veces una imagen vale más que mil palabras. Porque imagínate estás saturado de trabajo, no sabes por donde empezar y empiezas en el pozo de la desesperación, de los pensamientos intrusivos. Ves ese cartel y tú para intentar superar esa situación pones a leerlo y vuelves en ti.

Es interesante como nuestro cerebro cambia porque se ha concentrado en una acción.

Regla de los 5 segundos en el día a día

En el día a día te sirve para evitar la procrastinación, para hacer relaciones o para generar confianza.

De lo anterior piensa en lo siguiente. Estás en una reunión con otras personas y te estás empezando a llevar por tus sentimientos porque está actuando de forma que no te gusta. Cuentas 5, 4, 3, 2, 1 y te calmarás y comentarás de manera educada tu opinión de lo que está pasando. Al final es mejor intentar hablar las cosas a saltar de forma agresiva cuando eso te dejaría en una mala posición y más porque siempre acabamos guiándonos por los sentimientos.

Ahora bien, al aplicar está técnica hacemos como un «reinicio» en nuestro cerebro para que vuelva. Al volver, nos guiamos por nuestra voz interior, nuestra intuición y actuamos según éstas, que normalmente son lo que queremos.

Esto me recuerda que ante la indecisión entre dos cosas, lanzas una moneda y dices cara quiero que sea esto y cruz que sea lo otro. Cuando la lanzas tú esperas una más que la otra y te alegras cuando sale lo que quieres o te pone un poco más triste porque no ha salido esa. O sea que te ha servido para aclarar tus ideas.

Estando solo también puedes aplicarla, desde que escuchas el despertador para levantarte hasta acostarte: Puedes basar un día en contar 5, 4, 3, 2, 1… actuar, sobre todo en momentos que quieras distraerte con cualquier cosa, como puede ser el teléfono móvil. Además, es recomendable hacer actividades durante las 2 o 3 horas después de levantarte porque estás más despejado.

Libro el poder de los 5 segundos

En el libro hay testimonios de como esa regla ha ayudado a las personas desde lo más básico que es cambiar un mal hábito hasta situaciones más extremas (si eres sensible te recomiendo que no sigas leyendo) como puede ser un intento de suicidio.

En el primer caso, esta regla sirvió para que la persona se levantase 30 min antes, no estuviese tanto con el teléfono móvil, fuese más productiva, hiciese ejercicio, es decir, todo lo que decimos es que me da pereza, no tengo tiempo, etc. ¿No tengo tiempo o no quiero tener tiempo?

En el caso extremo (repito, si eres sensible no lo leas), una persona quería suicidarse y cuando estaba a punto… su voz interior le habló, volvió en sí y pidió ayuda a la primera persona que paso cerca suyo.

¿Cómo aplicar la regla de los 5 segundos en Neting?

Ahora la pregunta es: ¿y cómo uso yo esta regla en Neting?

Fácil, solo debes ser tú mismo y si en algún momento te invaden esos sentimientos o ves que no vas a asistir a una reunión porque no tienes nada que hacer, pues cuenta los números y vuelve en ti y comenta con los demás o cambia tu actitud. Pues al final en Neting todos somos personas y lo que buscamos es que estemos todos tranquilos y formemos una gran familia.

Y no te quiero negar que estamos en un momento de tomar acción, de dar giros de 180 grados a lo establecido. Por eso, también quiero que conozcas Neting. 5, 4, 3, 2, 1...

¿Quieres saber más sobre neting?

Descubre la comunidad de empresarios, autónomos y profesionales que colabora con el objetivo de conseguir más y mejores clientes para sus negocios.